Plinio Corrêa de Oliveira

Nobleza

y élites tradicionales análogas en las alocuciones de Pío XII al Patriciado y a la Nobleza romana

 

Bookmark and Share

Editorial Femando III, el Santo

Lagasca, 127 - 1º dcha.

28006 — Madrid

Tel. y Fax: 562 67 45

Primera edición, julio de 1993.

Segunda edición, octubre de 1993

© Todos los derechos reservados.


NOTAS

Algunas partes de los documentos citados han sido destacadas en negrita por el autor.

·     La abreviatura PNR seguida del número de año y página corresponde a la edición de las alocuciones de Pío XII al Patriciado y a la Nobleza romana publicadas por la Tipografía Políglota Vaticana en Discorsi e Radiomessaggi di Sua Santitá Pió XII cuyo texto íntegro se transcribe en Documentos I.

El presente trabajo ha sido obtenido por escanner a partir de la segunda edición, octubre de 1993. Se agradece la indicación de errores de revisión. 


PRESENTACIÓN

 

Nobleza y élites tradicionales análogas en las alocuciones de Pío XII al Patriciado y a la Nobleza romana es la nueva obra del ilustre pensador y escritor brasileño, tradicionalista y católico, Plinio Corrêa de Oliveira. Editada simultáneamente en España, Portugal, Italia, Francia y Estados Unidos, se dirige al público de las grandes naciones de Europa occidental y de todo el continente americano.

A la vista del tema del libro, tal vez se pregunte el lector cuál es su actualidad. Según muchos, la nobleza constituye en nuestros días una mera reminiscencia ornamental y caduca de épocas pasadas. De ahí la pregunta: ¿vale la pena escribir sobre este tema en nuestros días, en los que abundan los problemas llenos de riesgos y sobresaltos?

Podría haberse hecho la misma pregunta en los días en que el inolvidable Pontífice Pío XII consagró al tema catorce documentos ricos en doctrina y primorosos en su forma: las célebres alocuciones al Patriciado y a la Nobleza romana. En ellas, el Pontífice supo ver la realidad mucho más a fondo que aquellos que lanzan contra la Nobleza las desgastadas objeciones igualitarias esparcidas por todo el mundo a partir de finales del siglo XVIII.

Con serenidad y luminosa firmeza Pío XII establece el principio de que cualquier sociedad ha de estar necesariamente culminada por élites sólidamente constituidas e íntimamente concatenadas con el cuerpo de la nación, pues éstas tienen una misión de capital importancia en la formación de la cultura, las instituciones, leyes y costumbres.

Sin rechazar ninguna de las tres formas de gobierno —monarquía, aristocracia y democracia— el Pontífice constata con satisfacción que “hasta en las democracias de fecha reciente, tras las cuales no se encuentran vestigios de pasado feudal, se ha venido formando por la propia fuerza de las cosas una especie de nueva Nobleza y aristocracia”.

En Europa, esta misión rectora ha sido ejercida a lo largo de los siglos, de un modo excelente, por la Nobleza. El Pontífice insiste con pastoral solicitud en que, incluso dentro de las vicisitudes contemporáneas, una ponderable parte de la misión de esta clase continua vigente; y explica con perspicacia y complacencia en qué consiste dicha misión hoy en día, aun cuando se trate de familias a las que el infortunio ha privado de la integridad de su señorío de otrora.

Al mismo tiempo, Pío XII muestra cómo esta función directiva no constituye un monopolio exclusivo de la Nobleza: las circunstancias sociales pueden dar origen a nuevas clases que participen merecidamente en la dirección de la vida social; pero, Pío XII señala con admirable equilibrio que a estas clases no les conviene dejarse arrastrar por la vulgaridad del espíritu de nuevo rico, pertinazmente burdo y eufórico, que solamente ve en su reciente ascenso los deleites de la vida opulenta. Es necesario también, según el Pontífice, tener presentes los deberes y obligaciones inherentes a toda elevación, que la Nobleza suele cumplir con altanería y heroísmo.

“Noblesse oblige” dice un conocido refrán; “bon sang ne peut mentir” es la máxima que el Papa Pacelli señala a las nuevas clases dirigentes, mostrándoles que el mundo de las élites tiene sus puertas abiertas para ellas, y que en los ejemplos de la Nobleza histórica, caballeresca y cortesana, encontrarán una constante fuente de inspiración para modelarse de acuerdo con sus respectivas funciones sociales.

Éstos y muchos otros principios de gran importancia que enseña Pío XII, el profesor Plinio Corrêa de Oliveira los desarrolla e ilustra con abundante argumentación doctrinal y numerosos ejemplos históricos elegidos con acierto, en el libro que acaba de lanzar.