1967/1974

 

De Frei a Allende

 

La TFP chilena y sus cohermanas ante el crepúsculo artificial de Chile

 

 

 

Bookmark and Share

TRADICION FAMILIA PROPIEDAD

UN IDEAL, UN LEMA, UNA GESTA:


La Cruzada del siglo XX

 

Se designa en este libro con el nombre genérico de TFPs al conjunto de Sociedades de Defensa de la Tradición, Familia y Propiedad constituidas bajo esa denominación, así como a las entidades que, aunque con otros nombres, se dedican a la defensa de la trilogía Tradición, Familia y Propiedad, y a los Bureaux TFP existentes en varias capitales.

Autónomas y cohermanas, las TFPs son el mayor movimiento cívico-cultural anticomunista de inspiración católica del mundo.

Cuando en la reseña de cada país usamos la sigla TFP, estamos aludiendo a la respectiva entidad local.

Comisión de Estudios de las TFPs orientada por
CARLOS FEDERICO IBARGUREN
MARTIN JORGE VIANO

Proyecto gráfico y arte final
Luis GUILLERMO ARROYAVE
JOSE RICARDO B. LUZITANO
FELIPE BARANDIARAN PORTA

Impresión
ARTPRESS — INDUSTRIA GRAFICA E EDITORA
Rua Javaés 681 São Paulo Brasil

Este volumen se terminó de imprimir el día 2 de febrero de 1990, día de la festividad de la Purificación de la Santísima Virgen y Nuestra Señora del Buen Suceso, en la ciudad de São Paulo, Brasil

En 1964, Frei y Allende se abrazan sonrientes simbolizando una trágica realidad denunciada tres años antes por las TFPs: la Democracia Cristiana conducirá a Chile al abismo marxista

La elección de Eduardo Frei como presidente de Chile en septiembre de 1964, primer demócata cristiano que llega al poder en el continente, atrae las atenciones de la opinión pública en el mundo entero. Su triunfo se debió al hecho de haberse presentado como centrista y contar con el apoyo de los sectores conservadores que temían el triunfo del otro candidato, el marxista Allende. Pero en realidad su llamada Revolución en Libertad propiciaba la introducción de una serie de reformas de carácter inequívocamente marxista, entre otras la Reforma Agraria.

Al narrar la gesta de la TFP chilena, ya nos hemos referido a su valiente actuación durante ese período. Cabe ahora ofrecer al lector la historia de un libro célebre: Frei, el Kerensky chileno, así como una visión de conjunto de la acción incesante de las TFPs para alertar a los iberoamericanos y a la opinión pública mundial sobre los modelos de la Revolución en Libertad y de la vía chilena hacia el socialismo

 

Fabio Vidigal Xavier da Silveira, uno de los directores de la TFP brasileña, se encuentra de visita en Chile cuando, el 1° de septiembre de 1966, recibe orden de las autoridades democráta-cristianas de abandonar el país en 72 horas. ¡Se alega que ha desarrollado actividades subversivas!

Lo que ocurrió fue sencillamente lo siguiente: el día 29 de agosto se realiza en el sur del país una reunión de agricultores de la zona. Fabio Xavier da Silveira es invitado a hablar sobre la Reforma Agraria en el Brasil de los tiempos de João Goulart. El tema se circunscribe rigurosamente a la realidad brasileña.

Sin embargo, el Gobierno democristiano, que transita ya por los resbaladizos caminos de las reformas de estructuras, se da por aludido y, muy sintomaticamente, interpreta la exposición y análisis del problema de la Reforma Agraria y de la lucha que a ese propósito se trabó en Brasil como una intervención en los asuntos internos chilenos.

El Director de la TFP brasileña abandona Chile, no sin tener antes una audiencia con el Ministro del Interior, Bernardo Leighton, a quien presenta su enérgica protesta contra la violenta y arbitraria medida de la que había sido víctima (38). 

*    *    *

Durante su estadía en el país trasandino, el Dr. Fabio Xavier da Silveira acaba conociendo de cerca el régimen democristiaN° Como perspicaz observador, se da cuenta del triste desenlace hacia el que se encamina la nación chilena. Recopila declaraciones, recortes de prensa y diferentes publicaciones, lo que le permite escribir un libro sobre el tema menos de un año después. Su título, como si se tratara de un hierro candente, marca para siempre a Eduardo Frei como el "Kerensky chileno".

En efecto, en esta obra descriptiva y de análisis sociopolítico, el joven y brillante director de la TFP brasileña muestra con nitidez que el Presidente demócrata-cristiano prepara el camino para la ascensión de la minoría marxista al poder en Chile, como analogamente Alejandro Kerensky preparó la ascensión de Lenin en Rusia.

Concluido el trabajo, "Catolicismo" lo estampa en sus páginas con el título Frei, el Kerensky chileno. En seguida, la Editora Vera Cruz saca la primera edición en forma de libro (39). Es publicado más tarde por las TFPs y entidades afines de Argentina (40), Venezuela (41), Colombia, Ecuador y por Alleanza Catolica en Italia. Se alcanzan así 16 ediciones con un total de 128.800 ejemplares.

La obra merece una carta de apoyo del Arzobispo de Mendoza, Argentina, Monseñor Alfonso María Buteler, quien entre otros conceptos afirma: "Todo lo que el autor ha recopilado con habilidad de buen observador lo tengo yo comprobado por la vecindad en que me encuentro. Lo que es muy de lamentar es que ese Kerensky haya encontrado un aliado allí donde debió encontrar la mayor resistencia. " (42). 

*    *    * 

El libro causa un gran revuelo en Chile que se refleja en la prensa de ese país y en la de toda Iberoamérica, desde el Río Grande hasta Tierra del Fuego. Al saber de su publicación en Brasil, el Gobierno democristiano de Frei prohibe su divulgación en Chile.

Pero el bloqueo se rompe de modo inesperado: los turistas chilenos adquieren la edición argentina recién aparecida en Buenos Aires y la llevan de vuelta en el equipaje. Sin embargo, esa entrada es muy pequeña para atender la extraordinaria demanda. Todos quieren leer el libro. Se establece entonces una impresionante carrera de precios y se disputa la compra de los ejemplares de segunda mano a los pocos y felices poseedores.

Preocupado, el Subsecretario del Interior, Enrique Krause, reconoce que el libro comenzó a ser introducido en Chile por correo, llegando "a todas partes del territorio" (43).

En vez de refutar la obra, el gobierno la califica de subversiva e invoca la Ley de Seguridad Interna del Estado para promover la confiscación judicial de los ejemplares llegados por correo. Las agencias UPI y AFP divulgan el hecho, que provoca un escándalo internacional (44).

Por su parte el Ministro del Interior niega, sin dar argumentos, que el Gobierno de Frei sea una "antesala del comunismo". El propio Presidente de la República se refiere a la obra atribuyéndole gratuitamente el formar parte de un imaginario "complot internacional" contra su persona (45).

Chile se estremece. Es natural, pues aunque los hechos señalados por Fabio Xavier da Silveira fuesen notorios, nadie los había concatenado y expuesto en un cuadro de conjunto formando un expresivo y alarmante panorama.

El Gobierno democristiano se siente de tal manera desconcertado y sorprendido que no se limita a impedir arbitraria y dictatorialmente la circulación del libro en su propio país; hace gestiones diplomáticas para lograrlo también en el extranjero. A petición del Embajador chileno, Héctor Correa Letelier, la difusión pública en Brasil es prohibida cuando ya se habían vendido 20.000 mil ejemplares. La TFP brasileña acata, no sin protestar, la insólita decisión de las autoridades.

El Embajador de Chile en la Argentina, Hernán Videla Lira, comparece ante la Cancillería para manifestar la "inquietud del gobierno" por la venta del libro en Buenos Aires (46).

En Perú, el Embajador Horacio Walker Larraín polemiza con un columnista de "La Prensa" de Lima (47), que había elogiado la obra.

Y en Caracas, el Encargado de Negocios chileno, Gustavo Valdivieso, envía cartas a "La Verdad" (48) para protestar contra el artículo El Index de la Revolución en Libertad, firmado por el director del diario, en el que se narra la contraofensiva del Gobierno de Frei.

 

Fabio Vidigal Xavier da Silveira (1934-1971),
socio fundador de la TFP brasileña,
pertenecía a una distinguida familia paulista.
Se graduó de abogado en la Facultad de Derecho
de la Plaza de San Francisco en São Paulo.
Desde joven se destacó como militante católico.
Su libro "Frei, el Kerensky Chileno" le dio merecido
renombre internacional por la profundidad de su análisis
y el acierto de sus previsiones.

 

El futuro iba a confirmar la oportunidad y exactitud de la advertencia antes de lo que muchos suponían: tres años después, cuando Frei entrega el gobierno al marxista Allende, ante los ojos de toda Iberoamérica queda confirmado que Frei, el Kerensky chileno es un libro profético.

Sí, en toda Iberoamérica, pues la experiencia demócrata-cristiana de Frei hipnotizaba literalmente a numerosos e influyentes sectores de toda la región. El libro de Fabio Xavier da Silveira, que deshace el mito democristiano, contribuirá decisivamente para que el rumbo histórico del continente cambie y se procuren otros horizontes (49).

Allende se mantiene en el poder porque envuelve a sus opositores en un "pánico anestesiante"

 

Cumplida la trágica previsión, las TFPs alertan a sus países sobre el peligro de la exportación del modelo allendista 

1970. Es la primera vez en la historia de la secta roja que un candidato oficialmente marxista sube al poder por medio de elecciones libres. La propaganda difunde la versión de que el comunismo ha logrado un gran avance en Chile. Dicho avance indicaría un profundo cambio en la actitud hasta entonces anticomunista de los pueblos iberoamericanos. En otros términos, se pretende inculcar la idea de que la victoria de la coalición izquierdista en Chile presagia análogas victorias del comunismo en las demás naciones del continente.

Esta conclusión es manipulada para desalentar a los anticomunistas. Por eso se hace indispensable un análisis sereno y objetivo de lo que había ocorrido. Para el esclarecimiento de la opinión pública, lo más urgente es demostrar que el resultado de las elecciones revela no un progreso sino más bien un retroceso del marxismo.

Es lo que hace el Profesor Plinio Corrêa de Oliveira en el artículo Toda la verdad sobre las elecciones en Chile, escrito para la "Folha de S. Paulo" del 10 de septiembre de 1970 y reproducido en los principales periódicos brasileños (50).

La verdad de los hechos es que Salvador Allende, el candidato de la Unidad Popular (coalición de comunistas, socialistas, radicales y democristianos disidentes), tuvo una victoria de opereta al conseguir sólo el 36,3% de los votos, o sea, un 2,4% menos de lo que él mismo había alcanzado seis años antes en la elección presidencial de 1964, cuando resultó derrotado. Por otra parte, la diferencia de votos sobre el candidato de derecha fue irrisoria: 1,4%. Como la coalición marxista no había obtenido la mayoría absoluta, correspondía al Congreso designar a uno de los dos candidatos con mayor porcentaje electoral como Supremo Magistrado. Dado que los parlamentados democristianos tenían los votos decisivos, el Profesor Plinio Corrêa de Oliveira implora a la Providencia que S. S. el Papa Pablo VI emita una declaración fuerte y paternal que aun puede evitar la catástrofe.

El 11 de septiembre la TFP brasileña se lanza a las calles simultaneamente en 50 ciudades, repartiendo 550.000 folletos con el texto del artículo. Este es también el momento oportuno para una nueva divulgación de Frei, el Kerensky chileno. Habiéndose agotado en pocos días lo que quedaba de la segunda edición, "Catolicismo" lo publica nuevamente, junto con el mencionado artículo del Presidente del Consejo Nacional de la TFP brasileña. En 23 días, socios y cooperadores venden 30.500 ejemplares del número de “Catolicismo”. También es celebrada una Misa pública para "pedir a la Divina Providencia que salve al país hermano de la amenaza comunista", de lo que se hace eco la prensa chilena (51).

Otras TFPs y entidades afines hacen campañas en las grandes ciudades de Colombia, Ecuador, Uruguay y Venezuela, en las que difunden cientos de miles del referido artículo del Profesor Plinio Corrêa de Oliveira (52).

De particular importancia se reviste la acción pública de la TFP en Argentina, nación que tiene 4.000 km. de frontera con Chile. Sus socios y cooperadores distribuyen en las calles de Buenos Aires y Mendoza 250.000 folletos con el artículo Toda la verdad sobre las elecciones en Chile, que también es reproducido por la prensa (53). Flanqueados por los estandartes de la TFP y por las banderas de Argentina y Chile, miembros de la entidad se dirigen al público desde improvisadas tribunas para alertarlo sobre el peligro que amenaza al continente. De lo alto de edificios de la zona céntrica de Buenos Aires son lanzadas tarjetas troqueladas, representando la cordillera de los Andes, con frases alusivas al significado actual de esas fronteras, así como otras con el perfil de Fidel Castro que realzan la amistad de éste con Allende. La TFP promueve además el rezo del Rosario en una iglesia de Buenos Aires y en otra de Mendoza, con la presencia en esta última del Arzobispo de la ciudad, Monseñor Alfonso Buteler. Estas iniciativas de la TFP argentina repercuten en los medios de comunicación chilenos y provocan airadas críticas de "El Siglo", órgano oficial del Partido Comunista (54).

Diarios de Italia y Portugal estampan también el artículo del Profesor Plinio Corrêa de Oliveira (55). 

El 1 de mayo de 1971, por primera vez en la historia chilena, un Príncipe de la Iglesia -el Cardenal Raúl Silva Henriquez- asiste a la concentración de la Central Unica de los Trajadores (CUT), controlada por el Partido Comunista. En la foto, el Purpurado abrazando al Presidente marxista Salvador Allende

Una vez instalado el Gobierno marxista en Chile, un velo de sombra y de ruina va cubriendo aquella nación. La vía chilena hacia el socialismo, alabada en prosa y verso por los mass media, es motivo de euforia en los círculos izquierdistas del mundo entero. La TFP brasileña y sus congeneres hispanoamericanas acompañan consternadas y aprensivas el proceso de demolición iniciado en el país hermaN°

Aunque en un primer momento expatriada —por falta de las mínimas garantías para actuar libremente— la TFP chilena no abandona la lucha en su patria.

En marzo de 1971 edita el primer número de "Fiducia en el exilio" titulado Las elecciones de abril, una etapa más en el crepúsculo artificial de Chile, que es ampliamente distribuido, de mano en mano, por medio de la vasta red de colaboradores y amigos que la TFP conserva en todo el país. Al aproximarse las elecciones municipales, primer test para el gobierno de la Unidad Popular, la TFP advierte a la opinión pública que Allende —temiendo ser derrotado— preferirá como mal menor una victoria de la democracia cristiana, "oposición cómoda y conformista" a quien debe su ascensión al poder. De este modo, es desenmascarada la comedia que presenta a Frei como salvador y se abre el camino al triunfo de un anticomunismo serio y resuelto.

En octubre de ese mismo año, la TFP distribuye en Chile el segundo número de "Fiducia en el exilio": Ni armas, ni barbas, sino trampas: la vía chilena. El manifiesto hace un detallado análisis de como el comunismo —pese a ser rechazado por la mayoría de la población— va siendo impuesto inexorablemente al país. Para ello, el gran artificio de la Unidad Popular consiste en envolver a sus opositores en un "pánico anestesiante y aislante". El miedo a las represalias y la falsa esperanza de que Allende no lleve su programa hasta las últimas consecuencias inhiben a la mayoría anticomunista. De ahí que gran número de chilenos sólo se preocupe de beber en paz, hasta la última gota, la copa de un bienestar material que la progresiva aplicación del programa marxista va eliminando.

La entidad muestra además la responsabilidad que en ello tienen la Jeraquía Eclesiástica y los dirigentes políticos y empresariales por su actitud colaboracionista con el régimen de Allende. Por último, la TFP convoca a la opinión pública a romper el hechizo que la mantiene cautiva y a manifestar su inconformidad con los rumbos impuestos a la nación.

En un artículo que reproduce la portada de la revista "Fiducia", el órgano del Partido Comunista chileno afirma: "Los fiducianos se han convertido en el centro neurálgico de una red de intensas actividades que se vienen efectuando contra Chile [sic] en diversos países del Continente" (56). Al día siguiente, en el programa A esta hora se improvisa del canal 13 de TV, el periodista comunista Eduardo Labarca exhibe ante las cámaras el número de "Fiducia" y afirma que el Gobierno no permitirá su circulación.

Mientras tanto, los documentos de la TFP chilena son ampliamente difundidos por las TFPs o entidades afines iberoamericanas y reproduci­dos por órganos de prensa de Espa­ña, Venezuela, El Salvador y Méjico (57).

Cuando en julio de 1971 Salvador Allende viaja a diversas capitales sudamericanas, con la intención de revestirse de un prestigio que en Chile ya no tiene, las TFPs promueven diversas campañas de esclarecimiento de la opinión pública.

En carta dirigida al Presidente de la Argentina, General Lanusse, la TFP de ese país "segura de interpretar los sentimientos de la mayoría del pueblo argentino, protesta ante Dios y ante la Historia por la visita de Allende".

En el discurso de recepción, el Gral. Lanusse proclama la caída de las barreras ideológicas al afirmar que "Argentina... no admite restricciones impuestas por preconceptos o tabús ideológicos". La TFP divulga entonces la carta por la prensa y en campaña en las calles de Buenos Aires (58).

En Colombia y Ecuador son obtenidas en pocas horas 6.000 y 7.585 firmas respectivamente, en apoyo a sendos mensajes dirigidos a los Jefes de Estado para pedirles que suspendan la visita de Allende. La iniciativa alcanza gran resonancia en los medios políticos. José María Velasco Ibarra, Presidente del Ecuador, envía una respuesta personal al Comité de Jóvenes Ecuatorianos pro Civilización Cristiana en la que intenta justificar la imposibilidad de atender a los firmantes. En Bogotá, son lanzados desde edificios céntricos decenas de miles de volantes con el título Ante la visita de Allende a Colombia, el colombiano lúcido y perspicaz se plantea algunos interrogantes. En ellos se denuncia la política que favorece la caída de las barreras ideológicas.

Al regresar a Chile Allende declara, precisamente, que el viaje había producido la caída de las barreras ideológicas. La TFP colombiana y Jóvenes Ecuatorianos pro Civilización Cristiana le replican en un telegrama que su presencia acentuó el rechazo de los católicos al marxismo. Justamente lo contrario de lo que Allende había esperado... La prensa chilena no dejó de registrar los hechos (59).

En octubre de ese mismo año Allende visita Venezuela, donde la TFP publica en los diarios una protesta en la que deplora la presencia en el país del opresor de la civilización cristiana en Chile (60).

En febrero de 1973, ya de vuelta en Chile, la TFP se dirige a la nación con el manifiesto La autodemolición de la Iglesia, factor de la demolición de Chile. En él demuestra que el constante apoyo proporcionado al régimen de Allende por el Arzobispo de Santiago, Cardenal Silva Henríquez, por la mayoría del Episcopado y por un importante sector del clero es fundamental para que la coalición socialocomunista se mantenga en el poder. Once valientes sacerdotes envían cartas de apoyo (61). El manifiesto es publicado también en importantes diarios de América y de Europa (62).

Hoy es un hecho reconocido en Chile que esas actitudes de la TFP sirvieron para animar a la opinión pública en su resistencia doctrinal contra la implantación del comunismo. La TFP chilena contribuyó, de esta manera, a crear el estado de espíritu de rechazo generalizado al comunismo que precipitó la caída del Presidente marxista en septiembre de 1973. 

 

__________________________________________________

 

El Kerensky chileno 

Un rótulo terrible 

El libro de Fabio Vidigal Xavier da Silveira marcó para siempre a Frei con el estigma de Kerensky (a la derecha), como lo atestiguan numerosas noticias de la prensa internacional.

Desde entonces se hicieron frecuentes las referencias a este o aquel político de distintas partes del mundo: Es un Kerensky o ¿No será un Kerensky para su país?

Eduardo Frei hizo cuanto pudo para borrar de la memoria colectiva ese incómodo epíteto. En una entrevista filmada para ser dada a conocer sólo después de su muerte, intentó defenderse de haber sido el Kerensky chileno (Cfr. Revista "Hoy", Santiago de Chile, N° 239, 17-2-82). Con fina percepción psicológica, la revista "Paris Match" del 22-9-1973, en un reportaje sobre los últimos días de Allende, afirmó refiríéndose al líder demócrata cristiano: "Le pusieron un rótulo terrible: Kerensky, lo que le causa una cólera sombría, porque en e1 fondo de sí mismo se pregunta si no es verdadero."

Pasados ya más de 20 años, la expresión permanece tan viva que la periodista chilena Raquel Correa la usa en una entrevista al hijo del líder demócrata-cristiano: "¿No le molesta que le digan que Frei fue el Kerensky chileno?", le preguntó. "Ese es un eslogan de un grupo ultrista brasilo, basado en sostener que Frei entregó el mando a Allende", respondió ("El Mercurio", Santiago, 11-6-1989).

__________________________________________________

 

Por su parte, el Profesor Plinio Corrêa de Oliveira, en numerosos artículos para la "Folha de S. Paulo" —reproducidos en otros órganos de prensa del continente— alerta continuamente al Brasil sobre la triste realidad de la experiencia chilena. Y cuando al fin esa nación se libera de la opresión marxista el líder católico escribe, con júbilo, el artículo Magnificat por Chile (63). En sus respectivos países, las TFPs emiten declaraciones congratulándose por la caída de Allende y ponderando que lo ocurrido es una lección que todos los iberoamericanos deben recordar (64).

Poco después, las revistas de las TFPs de ocho países transcriben una extensa crónica sobre el fracaso de la experiencia marxista en Chile. En Francia es publicada en forma de libro bajo el título Allende y la vía chilena... hacia la miseria. En total se difunden 69.000 ejemplares. El equipo que realiza el reportaje —constituido por representantes de las Sociedades de Defensa de la Tradición, Familia y Propiedad de Brasil, Chile y Argentina, bajo la dirección del Dr. Cosme Beccar Varela (h), —Presidente del Consejo Nacional de esta última entidad— entrevista tanto a altas personalidades como a gente de la calle en Santiago y otras ciudades, recogiendo testimonios impresionantes sobre el panorama de injusticia, miseria y sangre que aquel país presentaba en la época de Allende. Quedan reseñados así para la Historia los aspectos más significativos de la experiencia chilena (65).

______________________________

Para profundizar el asunto, lea CHILE: En una lucha ideológica paradigmática, surge y se proyecta hacia el futuro la leyenda de la TFP. 


Notas 

(38) Cfr. "Catolicismo", N° 190, octubre de 1966.

(39) En Brasil, 4 ediciones: dos en forma de libro y dos en "Catolicismo", N° 198-199, junio-julio de 1967 y N° 238, octubre de 1970.

(40) Tres ediciones en forma de libro y tres ediciones de la revista "Cruzada", N° 71, agosto-septiembre de 1967.

(41)  Dos ediciones en forma de libro y una en el diario "La Verdad", Caracas.

(42) Cfr. "Cruzada", Buenos Aires, N° 74, diciembre de 1968.

(43) "La Tercera", Santiago, 27-10-1967.

(44) Cfr. "O Estado de S. Paulo", 31-10-1967.

(45) "El Mercurio", 1-11-1967, 7-1-1968 y "La Nación", 7-1-1968, ambos de Santiago.

(46) Cfr. "La Prensa", Buenos Aires, 7-3-1968 y "La Tarde", Santiago, 8-3-1968.

(47) Ver edición del 23-11-1967.

(48) 10 y 17-11-1967. El Dr. Fabio Vidigal Xavier da Silveira responde a las críticas a través del mismo órgano, el 9 de marzo siguiente.

(49) Cfr. Plinio Corrêa de Oliveira, Fabio, ese ibero-americanista cristiano, "Folha de S. Paulo", 2-1-1972.

(50) El artículo es publicado en "Catolicismo", N° 238, de octubre de 1970, en 14 periódicos y resumidamente en otros 22.

(51) Cfr. "Catolicismo", N° 238, octubre de 1970; "El Mercurio", 13-9-1970 y "El Siglo", órgano del Partido Comunista, 14-9-1970, ambos de Santiago de Chile.

(52) En Uruguay es publicado en la revista "Lepanto", N° 1, octubre de 1970; en Colombia, en "El Siglo", Bogotá, 16-9-1970; en Ecuador, en "El Tiempo", Quito, 16-10-1970; en Venezuela en "La Verdad", Caracas, 23-11-1970.

(53) Trechos importantes son publicados por "La Nación" y "La Razón" de Buenos Aires, 14-9-1970. Integramente en "Los Andes" y "Mendoza" 24-10-1970, ambos de Mendoza; "La Voz del Interior", Córdoba, 4-11-1970 y diarios de Santa Fe, Rosario y Paraná.

(54) Cfr. "Catolicismo", N° 240, diciembre de 1970; "Pregón de la TFP", 2a. quincena de octubre de 1970, año IX N° 199; "Los Andes", Mendoza, Argentina, 19-10-1970; "El Mercurio", 7.l0.1970, "La Prensa", 13-12-1970 y los diarios marxistas "Clarín", 15, 19 y 25-10-1970 y "El Siglo", 17-10-1970, todo de Santiago de Chile.

(55). "Il Secolo d'Italia", Roma, 23-9.1970; "Política", Lisboa, 30-9.1970.

(56) "El Siglo", Santiago, 16-10-1971.

(57) "Catolicismo", N° 245, mayo de 1971 y N° 256, abril de 1972; "Credo" de la TFP colombiana, N° 18, noviembre-diciembre de 1971; "Reconquista" de la TFP ecuatoriana, noviembre de 1971; "Lepanto" de la TFP uruguaya, N° 2, abril-junio de 1971 y N° 3, octubre-noviembre de 1971. "El Noticiero", Zaragoza, 3-12-1971; "Fuerza Nueva", Madrid, 8-1-1972; "La Verdad", Caracas, 22 a 25-11-1971; "El Diario de Hoy", El Salvador, l-2-1972; "Boletín del Frente Popular Anticomunista", Méjico, junio de 1972.

(58) Cfr. "La Nación", "La Prensa" y "La Razón", 30-7-1971 y "Esquiu", N° 589, 8-8-1971, todos de Buenos Aires.

(59) Cfr. "TFP Informa", Quito, Guayaquil, Trece años de lucha en Ecuador, agosto-noviembre 1983 y "El Universo" Guayaquil, 14-8-1971; "El Espectador", 21 y 26-8-1971 y 12-9-1971, "El Espacio", 27-8-1971 y "El Tiempo", 28-8-1971, todos de Bogotá; "Credo", de la TFP colombiana, N° 18, noviembre-diciembre de 1971; "Gráfico", Guatemala, 22-8-1971; "Tribuna", 18-8-1971, "El Mercurio", 30-8-1971 y "El Siglo", órgano del Partido Comunista, 28-8-1971, todos de Santiago.

(60) Cfr. "El Universal" y "Ultimas Noticias", ambos de Caracas, 15-12-1972.

(61) El manifiesto de la TFP es publicado en "La Tercera de la Hora" y "Tribuna" del 27-2-1973, ambos de Santiago; y resumido en "Las Ultimas Noticias", Santiago, 28-2-1973; "El Sur", Concepción, 1-3-1973; "El Diario Austral", Temuco, 2-3-1973. Las cartas de apoyo de los sacerdotes son publicadas en "La Tercera de la Hora", 7, 8, 9 y 10-4-1973 y "Tribuna", 7, 9, 10 y 11-4-1973, ambos de Santiago; "El Sur", Concepción, 9, 10 y 11-4-1973; "El Diario Austral", Temuco, 9, 10, 11 y 12-4-1973.

(62) Cfr. "Folha de S. Paulo", 2-3-1973; "Diario de Noticias", Río de Janeiro, 15-4-1973; "El País", Montevideo, 3-3-1973; "La Nación", Buenos Aires, 2-3-1973; "Diario Las Américas", Miami, Estados Unidos, 29 y 30-3-1973; "Fuerza Nueva", Madrid, N° 325, marzo de 1973. También es publicado en "Crusade for a Christian Civilization", Vol. III, N° 3, septiembre de 1973.

(63) Es publicado en la "Folha de S. Paulo" del 16-9-1973; "Catolicismo", N° 267, marzo de 1973. También es reproducido en "Tribuna", Santiago de Chile, 24-10-1973. En España y Colombia es distribuido en las calles de las principales ciudades en forma de volante. En Italia, la Alleanza Cattolica publica la colección de todos los artículos en forma de libro con el título Il crepuscolo artificiale del Cile cattolico, "Cristianità", Piacenza, 1973.

(64) En Chile: "El Mercurio", 19-9-1973, "Tribuna", 22-9-1973 y "La Tercera de la Hora", 27-9-1973, todos de Santiago; "El Sur", Concepción, 23-9-1973. En Buenos Aires: "La Prensa", "La Nación" y "Clarín" del 16-9-1973. En Ecuador: "El Comercio", Quito, y "El Universo", Guayaquil, 25-9-1973. En Montevideo: “El País”, 16-9-1973. En Colombia: "TFP Informa", El drama socialista chileno, N° 5, octubre de 1973.

(65) "Catolicismo", N° 274-276, octubre-diciembre 1973; "Crusade for a Christian Civilizatión" de la TFP norteamcricana, 1974; "Tradición, Familia y Propiedad" de la TFP argentina, N° 19, febrero de 1974; "Fiducia" de la TFP chilena, N° 36, mayo de 1974; "Lepanto" de la TFP uruguaya, abril de 1974; "Cruzada" de la TFP colombiana, N° 3, mayo-junio de 1974; "Covadonga" de la TFP venezolana, Nos. 8-9, septiembre-diciembre de 1974. Jóvenes Bolivianos pro Civilización Cristiana, reproduce en mayo de 1974 la revista "Lepanto".

Tópico siguiente

Indice general


ROI campagne pubblicitarie