Sección Segunda

 

TFPs acciones conjuntas en el ambito internacional

 

 

 

Bookmark and Share

TRADICION FAMILIA PROPIEDAD

UN IDEAL, UN LEMA, UNA GESTA:


La Cruzada del siglo XX

 

Se designa en este libro con el nombre genérico de TFPs al conjunto de Sociedades de Defensa de la Tradición, Familia y Propiedad constituidas bajo esa denominación, así como a las entidades que, aunque con otros nombres, se dedican a la defensa de la trilogía Tradición, Familia y Propiedad, y a los Bureaux TFP existentes en varias capitales.

Autónomas y cohermanas, las TFPs son el mayor movimiento cívico-cultural anticomunista de inspiración católica del mundo.

Cuando en la reseña de cada país usamos la sigla TFP, estamos aludiendo a la respectiva entidad local.

Comisión de Estudios de las TFPs orientada por
CARLOS FEDERICO IBARGUREN
MARTIN JORGE VIANO

Proyecto gráfico y arte final
Luis GUILLERMO ARROYAVE
JOSE RICARDO B. LUZITANO
FELIPE BARANDIARAN PORTA

Impresión
ARTPRESS — INDUSTRIA GRAFICA E EDITORA
Rua Javaés 681 São Paulo Brasil

Este volumen se terminó de imprimir el día 2 de febrero de 1990, día de la festividad de la Purificación de la Santísima Virgen y Nuestra Señora del Buen Suceso, en la ciudad de São Paulo, Brasil

1985

Las TFPs levantan barrera de indignación

contra la película blasfema "Je vous salue Marie"

El “Boletín de las 15 TFPs”, enviado desde Nueva York a amigos de las entidades en más de 120 países, es un valioso instrumento para denunciar el filme blasfemo “Je vous salue Marie”

Al analizar la infame película Je vous salue Marie a la luz de las nociones elementales de la Fe católica, las TFPs concluyen que es difícil afirmar si las profanaciones anti-mariales más crueles de la Historia —las de la Revolución Francesa y del comunismo por ejemplo— han sido tan encarnizadas e impúdicas en blasfe­mar como lo es este filme. Je vous salue Marie abre, sin lugar a dudas, un abismo sin precedentes en la historia de la Cristiandad. Es natural, pues, que las TFPs empleen lo mejor de sus esfuerzos para despertar a la opinión católica y animarla a levantar una ba­rrera moral indestructible. 

 

Contra la avalancha de blasfemias es urgente crear
un estado de espíritu de oposición reflexiva,
profunda e inquebrantable
 

 

El 23 de enero de 1985 es estrenada en Francia la película impía y blasfema Je vous salue Marie. Ya el mes anterior, el Ministro de Cultura, el socialista Jack Lang, la había esco­gido para inaugurar una de las salas del Centro Cultural Georges Pompidou.

Abundan los comentarios elogio­sos en la prensa de aquel país. La te­levisión proyecta varias escenas. Fo­tos propagandísticas son reproduci­das en revistas y carteles. Las almas de decenas de millones de franceses se ven salpicadas por el lodo del es­cándalo que resulta de la orquesta­ción publicitaria. Los medios de co­municación llevan al mundo entero las noticias.

Hasta órganos de la prensa católi­ca —de los que se podían esperar palabras de esclarecimiento, alerta y rechazo contra la película— se suman a la campaña laudatoria: "Pré­sence et Dialogue" (del Arzobispa­do de París), "La Croix", "Fiches du Cinéma" (semanario de crítica ci­nematográfica), "Témoignage Chré­tien", "Etudes" (revista mensual de los jesuitas), "Telérama", "La Vie".

Faltan, pues, los elementos necesa­rios para formarse una idea clara so­bre la abominación que este filme re­presenta. La TFP francesa juzga un deber alertar a sus amigos, simpati­zantes y al público en general. Con ese fin prepara una crítica de la pelí­cula desde el punto de vista de la doctrina católica.

Así, el 25 de marzo, fiesta de la Anunciación, está en condiciones de comenzar la distribución de un número especial del "Aperçu" (bole­tín de informaciones y comentarios) con el título Visión de Conjunto de la documentación reunida sobre la película "Dios te salve María". El do­cumento demuestra que el filme es­tá saturado de los deseos de blasfe­mar de su realizador, Jean Luc Go­dard. Todos los personajes se expre­san en un lenguaje vulgar, a menudo con una grosería imposible de re­producir. En todo momento blasfe­man, se insultan mutuamente y se re­fieren en los términos más crudos al acto sexual. San José es mostrado como un amante vulgar, ávido de contacto carnal, que acusa a la Santísima Virgen con las palabras más ab­yectas de mantener "relaciones con otros". Peor aún, en una especie de parodia del Magnificat la actriz que hace el papel de María declara su "o­dio por todo" y hace estallar su rebe­lión contra Dios en odiosas impreca­ciones: le llama "cobarde", "vampi­ro" y utiliza las más procaces pala­bras eróticas. Frases del Evangelio son frecuentes a lo largo del guión.

Se trata de una suprema blasfemia contra la Santísima Madre de Dios, con una carga de odio particular con­tra el adorable misterio de la Encar­nación.

*     *     *

Los envíos sucesivos por correo del bien documentado y objetivo "A­perçu" llegan a 250.000 ejemplares. De toda Francia, y también de otros países, millares de personas de las más variadas edades y condiciones comunican su calurosa adhesión a la campaña. Pero más que el núme­ro impresiona el fervor de las reaccio­nes.

La difusión del "Aperçu" y la entu­siasta acogida que despierta parecen inquietar seriamente a los propagado­res del sacrilegio. Curiosamente, el Ministerio de Correos impide —sin alegar ninguna ley o reglamentación— que los envíos sean hechos con la ta­rifa reducida a la que se tiene dere­cho. Sin embargo, confiando en la generosidad de los destinatarios, la campaña continúa con un aumento del 120% en el costo postal. De ver­dadera "cruzada por correspondencia contra la pertinaz blasfemia de Jean Luc Godard", la califica la agencia France Presse (199).

La pertinacia de los promotores se manifiesta en que, a pesar de no constituir un éxito de taquilla, se em­peñan en distribuir la película en el mundo entero. Pero en todas partes donde hay una TFP, una barrera de indignación será levantada. La TFP francesa desencadena de este modo un vasto y fervoroso movimiento in­ternacional contra la blasfemia (200). 

*     *     *

Italia - Representando a las TFPs, el Ufficio Tradizione, Famiglia, Pro­prietà de Roma envía, el 22 de abril del mismo año, un telegrama al Car­denal Ugo Poletti en el que deplora la proyección de la película en la Ciu­dad Eterna. Le pide asimismo que haga llegar al conocimiento del San­to Padre que, en nombre de las TFPs, el Ufficio realizará un acto de desagravio ante el altar de Nuestra Señora de los Milagros en Sant'An­drea delle Fratre.

El 4 de mayo siguiente, el Profe­sor Plinio Corrêa de Oliveira dirige a S. S. Juan Pablo II un telegrama en nombre de las TFPs, asociándo­se de todo corazón al rezo del Rosa­rio promovido por el Pontífice y trans­mitido al mundo por la Radio Vatica­na, en reparación por la gravísima ofensa hecha a la Santísima Virgen (201).

España - Cuando el estreno de la película es inminente en Madrid, la TFP española publica en "Covadon­ga Informa" una traducción del "A­perçu", que despierta un vivo inte­rés en los más diversos sectores de la opinión pública 202. Un resumen del documento, acompañado de una llamada a la vigilancia de los católi­cos, es publicado en una página ente­ra del "ABC" y de "El Alcázar" (203).

También en Madrid, la TFP difun­de en las calles decenas de miles de manifiestos en los que exhorta a los católicos a levantar una barrera mo­ral inquebrantable contra la blasfemia.

La sección local de TFP-Covadon­ga en Granada coloca en la fachada de su sede principal una pancarta de protesta y distribuye millares de folletos con un resumen del "Aper­çu" en la Universidad y en las princi­pales calles de la ciudad.

Portugal - En el mes de octubre, el boletín "TFP Lusa Informa" publi­ca un resumen del "Aperçu" francés. El día 13, socios, cooperadores y sim­patizantes del Centro Cultural Recon­quista hacen una peregrinación al Santuario de Fátima para desagraviar la honra de la Virgen Santísima. Una semana después se unen al acto de reparación a la Inmaculada Concep­ción promovido por la Hermandad de las Esclavas de Nuestra Señora de la Concepción en la Catedral de Lisboa (204).

Canadá - La TFP canadiense comien­za su campaña con el envío de dece­nas de millares de misivas en francés e inglés. Esta correspondencia inclu­ye el texto del "Aperçu" y anima a los destinatarios a dirigir cartas de protesta a los diarios. "No basta la­mentar, es necesario actuar", dice uno de los eslóganes.

"The Canadian Slovak" reprodu­ce el "Aperçu" en sus páginas y los cotidianos "Zwiazkowier" y "Pols­ki Express" dan noticias de la campaña.

Cuando se estrena el filme de Go­dard en Toronto, el 7 de septiembre de 1985, centenares de fieles rezan un Rosario en reparación frente al cine. Cooperadores de la TFP cana­diense llevan pancartas con frases que expresan el sentimiento de los participantes: "No permitas Divino Niño Jesús, que la vergüenza de es­ta blasfemia contra la que protestan todos los verdaderos católicos caiga sobre nuestra Nación".

EI Arzobispo de Toronto, Carde­nal Gerald E. Carter, apoya oficial­mente a los laicos indignados con la proyección blasfema. Esa misma noche el noticiario de televisión anun­cia: "Para alivio de los católicos la película no será proyectada en los cines de Toronto" (205).

Estados Unidos - La versión ingle­sa del "Aperçu", con el título La denuncia de una blasfemia, es difun­dida en el Lincoln Center de Nue­va York, donde alrededor de 8.000 católicos protestan contra el estre­no de la película. La TFP norteame­ricana se suma así a la manifestación organizada por la Liga Católica de Derechos Civiles y Religiosos, sec­ción de Nueva York. Los estandar­tes de la TFP aparecen en progra­mas de la televisión y una importan­te revista reproduce una foto de la concentración donde los participan­tes muestran el folleto de la TFP co­mo símbolo de rechazo a la película (206).

Son difundidos 250.000 ejempla­res, a raiz de lo cual se recibe una muy abundante y calurosa co­rrespondencia de apoyo. La prensa se hace eco de la campaña (207), que por su amplitud y entusiasmo ha con­tribuido decisivamente a movilizar a los católicos norteamericanos, trans­formando en un fracaso notorio la proyección del filme de Godard en los Estados Unidos. 

 

Argentina - La TFP argentina empe­ña toda su influencia para evitar que en su país se ofenda a la Santísima Virgen. El estudio de la TFP france­sa es reproducido por el "Pregón de la TFP", ampliamente difundido en campañas públicas (208). Al mismo tiempo, promueve una recolección de firmas para un mensaje dirigido a los obispos, pidiéndoles finalmen­te que hagan ver a las autoridades que esa película es inaceptable y que exijan su prohibición. La TFP hace pública una carta que envía al Presi­dente Alfonsín en el mismo sentido, pero esta queda sin respuesta. Ocho prelados escriben cartas de apoyo al trabajo de esclarecimiento de la entidad. La campaña tiene numero­sas repercusiones en la prensa (209).

El 8 de diciembre de 1985, fiesta de la lnmaculada Concepción, la TFP despliega sus estandartes en el centro de Buenos Aires. En pocas horas son distribuidos 38.000 volantes en las principales calles y a la salida de las misas en las Iglesias más frecuenta­das de la capital (210).

El Presidente del Consejo Nacio­nal de la entidad, Dr. Cosme Beccar Varela (h), presenta un recurso de am­paro pidiendo como medida cautelar que se impida el ingreso al país de la película y que se prohiba su exhi­bición. El Juez acepta el recurso y comunica su decisión al Presidente de la Nación y a la Aduana (211).

Bolivia - En el número de "Cristian­dad Informa" de junio de 1985, Jóve­nes Bolivianos pro Civilización Cris­tiana publica un resumen del "Aper­çu" para prevenir al público contra la posibilidad de que el filme sea pro­yectado en su patria. La revista es en­viada a suscriptores de todo el país y difundida en la vía pública por los miembros de la asociación.

Brasil - Está programado el estre­no de Je vous salue Marie en el Se­gundo Festival Cinematografico de Río de Janeiro. Godard concurrirá para recibir, sin duda, el aplauso de la intelligentzia izquierdista brasileña.

La revista "Catolicismo" denuncia el peligro en un substancioso resu­men del "Aperçu", ilustrándolo con una fotografia de la Virgen de las lá­grimas de Granada que lleva la suges­tiva leyenda: "Oh Madre, ¿por qué lloráis?" (212).

El Profesor Plinio Corrêa de Oli­veira telegrafía al Presidente José Sar­ney y al titular del Ministerio de Jus­ticia pidiéndoles que la película sea prohibida en Brasil. El documento es publicado en diversos periódicos. Finalmente el Gobierno veta la entra­da del filme. Amargado, Godard sus­pende su viaje a Río de Janeiro.

Un telegrama de congratulaciones por la medida adoptada es enviado al Jefe de Estado por el Profesor Pli­nio Corrêa de Oliveira. Posteriormen­te, otro mensaje del mismo tenor es dirigido por la TFP en nombre de los 2.500 participantes del VI Encuen­tro de Corresponsales y Simpatizan­tes de la entidad, reunidos en São Paulo en febrero de 1986 (213).

Costa Rica y Guatemala - El Bu­reau de Costa Rica reproduce integral­mente el "Aperçu" en su boletín "TFP Informa", que también es di­fundido en Guatemala. El semanario "Contrapunto", uno de los principa­les de la capital costarricense, publi­ca un resumen de la materia (214).

Chile - Apenas comienzan a oírse voces favorables a la película blasfe­ma, la TFP chilena distribuye un in­forme sobre Je vous salue Marie a las autoridades religiosas y civiles del país. En el artículo De personeros católicos en Chile: sorprendentes de­claraciones en torno a película blasfe­ma, la entidad analiza los comentarios elogiosos al filme hechos por la representante de la Organización Ca­tólica Internacional de Cine (OCIC) y por el director del Centro de Co­municación del Episcopado (215).

Colombia - Cuando los primeros elogios a la película aparecen en la prensa, la TFP colombiana comien­za a recoger firmas contra su intro­ducción en el país. La petición —que se basa en los documentos del "A­perçu"— es dirigida al Presidente de la República y a la Conferencia Episcopal; pero antes de terminar la campaña ya no se oye hablar más de la posibilidad de proyectarla.

Uruguay - En octubre de 1985, un número especial del boletín "TFP Informa" reproduce integralmente el "Aperçu" e incluye una carta a sus lectores pidiéndoles sugerencias para desarrollar una acción en co­mún, con vistas a evitar la exhibición de Dios te salve María. La esplendi­da acogida que encuentra en el pú­blico obliga a la TFP a reeditar el do­cumento con el título Ante la amenaza de una exhibición blasfema, Ma­dre de Dios, ¡detenédlos! (216). Como consecuencia de la intensa propagan­da de la TFP, se produce una encen­dida polémica sobre el tema, que du­ra varios meses, a través de artículos de prensa y programas de radio y TV. Obispos, sacerdotes y laicos se pronuncian en defensa de la honra de la Santísima Virgen. Más de 500 sacerdotes y religiosas dirigen una carta al Presidente de la República en la que solicitan que se prohiba la película (217).

Tampoco en Uruguay el filme de Godard es autorizado.

Africa del Sur - Aunque parece ex­cluida la posibilidad de la proyección de la película, el Bureau Tradición, Familia y Propiedad envía el "Aper­çu" a miembros de la comunidad fran­cesa en ese país, en su mayor parte originarios de la Isla Mauricio. La pren­sa da destaque al telegrama del Profe­sor Plinio Corrêa de Oliveira a Juan Pablo II con ocasión del Rosario de reparación (218).

Australia - El Bureau de las TFPs exhorta a los católicos, en mayo de 1985, a que reaccionen contra la pro­yección de la película —prevista pa­ra e1 43° Festival de Sydney— envian­do cartas de protesta al servicio gu­bernamental de censura cinematográ­fica (219). También sugiere que escri­ban a obispos y sacerdotes rogándo­les que organicen el rezo del Rosario para que Je vous salue Marie sea pro­hibida y, caso sea proyectada, pro­muevan vigilias de reparación. Al mismo tiempo, es distribuido un "TFP Newsletter" que reproduce partes del "Aperçu".

La reacción no se hace esperar. Días después se reúnen en el Marian Center líderes de varias asociaciones religiosas para concertar acciones. Allí son ampliamento difundidos el "Newsletter" y una carta-protesta para ser enviada al referido servicio de censura. La campaña se realiza tam­bién frente a las iglesias de Sydney.

En una entrevista a la prensa, la responsable del servicio de censura declara: "Tantas han sido las cartas que llegan, que el cartero desespera­do las ha tirado al suelo. Más de mil por día" (220). Efectivamente, ¡fueron más de 40.000 en un mes! Impresio­nada por la reacción, la directora del servicio presenta su renuncia.

El Bureau envía además un pedi­do a los obispos de New South Wa­les y Vittoria para que se declaren a favor de la prohibición.

Pese a todo, la proyección acaba siendo autorizada. El día del estre­no en Sydney, una manifestación de 1.500 personas, presidida por una imagen de María Auxiliadora —Patro­na de Australia— se concentra fren­te al cine en vigilia de oraciones. Coo­peradores de la TFP levantan los es­tandartes del león dorado y rezan el Rosario. Animados por Monseñor Abdo Khalifi, Arzobispo de la Archi­diócesis Maronita australiana, quien pronuncia un discurso ante los fieles allí reunidos, un gran número de manifestantes se desplaza hasta la Ca­tedral donde permanecen en vigilia toda la noche.

Posteriormente, la película es prohi­bida en la provincia de Queensland (221).

Nueva Zelandia - Amigos de las TFPs en Wellington promueven, a partir de los primeros días de 1986, un vigoroso movimiento de opi­nión contra la película de Godard. La campaña es iniciada por la revis­ta "Christendom", que transcribe el "Aperçu" francés. Anuncios de protesta son publicados en los dos diarios católicos neozelandeses (222). En tres meses se recogen 13.000 firmas de rechazo a Je vous salue Marie.

La Conferencia Episcopal se pro­nuncia contra el filme, a pesar de lo cual la censura autoriza su proyec­ción. Se apela entonces a la Justicia y un juez anula la autorización conce­dida por la censura. Gracias a esa sen­tencia la película no se presenta en Nueva Zelandia.

Un informe sobre la campaña es enviado a Juan Pablo II que visita en esos días el país. El representan­te del Pontífice felicita y agradece lo que ha sido hecho en defensa de la honra de la Virgen Santísima.

Asia - En diversos países de Asia, así como en la mayor parte de las naciones occidentales no citadas en esta reseña, los simpatizantes de las TFPs son alertados por un número del "Boletín de las 15 TFPs", cuya materia principal es la campaña de la TFP francesa (223).

*     *     *

Este relato de la acción conjunta de las TFPs muestra que hubo una indiscutible victoria de la opinión ca­tólica contra una ofensiva de blasfe­mias sin precedentes en el mundo occidental. Lejos de hacerle publici­dad a Je vous salue Marie, las innu­merables protestas quiebran su ímpe­tu destructor y reaniman el fervor de una inmensa multitud de católicos.

Sin duda, es una batalla ganada dentro del ámbito de una guerra que es mucho más vasta. Las TFPs anhe­lan que sea el comienzo de una serie de otras iniciativas, capaces de con­ducir al mundo hasta el triunfo final y completo del Inmaculado Corazón de Maria, anunciado por la Santísi­ma Virgen en Fátima.

 

En Auckland, la ciudad de mayor población de Nueva Zelan­dia, amigos de las TFPs editan "Christendom", dinámica revis­ta cuyo expresivo lema es Nuevo celo y nuevo empeño. "Chris­tendom" se destacó por su valerosa actuación, aquí narrada, contra la proyección de la película blasfema Je vous salue, Marie.

 


Notas

(199) El 4-6-1985.

(200) Cfr. "Aperçu", París. N° 2, junio de 1985.

(201) Ibídem, N° 5, julio-agosto de 1986.

(202) "Covadonga Informa", Madrid, N° 92, abril 1985.

(203) Del 28-6-1985 y 19-6-1985 respectivamente.

(204) Cfr. "TFP Lusa Informa", N° 23, octubre 1985.

(205) "Aperçu", N° 5, julio-agosto de 1986.

(206) "Time", 21-10-1985

(207) "National Catholic Register", 20-10-1985; "The Vanguard", 19-12-1985; "New York Catholic", 24-10-1985; "The Washington Post", 15-5-1986; entre otros.

(208) N° 142, 2ª. quincena de mayo de 1985.

(209) Cfr. "Pregón de la TFP", Buenos Aires, N° 146-147, 2ª. quincena de julio y 1ª. quincena de agosto de 1985. La revista de actualidad so­cio-política "Somos" publica trechos del "Aperçu”.

(210) Cfr. "Pregón de la TFP", Buenos Aires, N° 157-1514, 1ª. y 2ª. quincena de enero de 1986.

(211) Cfr. Ibidem, N° 171, 2ª. quincena de julio de 1986.

(212) "Catolicismo", N° 413, mayo de 1985.

(213) Cfr. "Catolicismo", N° 422, febrero de 1986.

(214) Cfr. "TFP Informa", San Jose de Costa Rica, N° 10, mayo de 1985; "Aperçu", N° 5, julio­-agosto de 1986.

(215) "Tradición, Familia y Propiedad", Santiago de Chile, agosto de 1985.

(216) "Lepanto", número especial, Montevideo, enero de 1986.

(217) Cfr. "TFP Informa", Montevideo, marzo de 1986.

(218) "The Southern Cross", 26-3-1985 y "O Sécu­lo", 13-5-1985.

(219) Cfr. "Semanario Católico", 7-5-1985.

(220) "The Sydney Morning lierald", 28-5-1985.

(221) Cfr. "TFP-Newsletter", Sydney, Australia, Vol. I, N° 5, 1986.

(222) "Christendom", Wellington, Nueva Zelan­dia, Vol. 1, N° 8-9 enero-febrero de 1986; "The Tablet", 19-3-1986; y "Zealandia", 23-3-1986.

(223) Año I, N° 5, 1985.

Tópico siguiente

Indice general


ROI campagne pubblicitarie