¿Hasta cuándo
las Américas tolerarán al dictador Castro, el implacable stalinista
que continúa oprimiendo

al pueblo cubano,
y amenazando a naciones hermanas?

Una obra auspiciada por
"Cubanos Desterrados"

Miami, 1990 

Bookmark and Share

Virgen de la Caridad del Cobre, Patrona de Cuba

Indice

ln Memoriam

Prólogo de “Cubanos Desterrados”

Introducción

Parte I

* Panorama de una sociedad y una economía generadas por el capitalismo de Estado: miseria y degradación en las condiciones de vida

* El contexto psicológico y religioso en que viven los católicos cubanos: negación radical de la Doctrina Católica y de la ley natural en las leyes civiles y en la vida social

Capítulo 1 - El régimen castrista condujo a la miseria -y a la absoluta dependencia de Moscú- a la otrora floreciente “Perla de las Antillas"

Capítulo 2 - El actual marco jurídico cubano, eficaz instrumento de persecución religiosa en la isla-prisión

Capítulo 3 - Mecanismos psicológicos y políticos acentúan terror y asfixia espiritual de católicos cubanos

Capítulo 4 - Mientras eclesiásticos colaboran con el régimen, la dramática situación del rebaño, entregado a un sistemático genocidio espiritual

Parte II - A pesar de los fundamentales obstáculos doctrinales: en Cuba, la aproximación Iglesia-régimen comunista, una larga serie de actitudes bilaterales de envergadura, con rumbo convergencial

Capítulo 1 - 1971-1974 - Fidel Castro inaugura nueva política religiosa y coge primeros frutos. El viaje de Monseñor Casaroli a Cuba

Capítulo 2 - 1975-1984 - Consolidación discreta de un proceso convergencial comuno-católico, rumbo a etapas más osadas

Capítulo 3 - 1985 - Fidel Castro se vale de eclesiásticos extranjeros para proyectar su “política religiosa" en las tres Américas

Capítulo 4 - 1986 - Encuentro Nacional Eclesial Cubano (ENEC) abre decisiva etapa convergencial

Capítulo 5 - 1987 - Desde la capital del exilio se eleva respetuosa súplica al Padre Común de la Cristiandad

Capítulo 6 - 1988 - La publicidad sobre viajes eclesiásticos a la isla-prisión causa perplejidad en católicos anticomunistas del exilio y del mundo entero

Capítulo 7 - 1989 - La desconcertante carta del Cardenal Arzobispo de São Paulo a Fidel Castro: repercusiones, desdoblamientos, interpretaciones

Capítulo 8 - 1989 - ¿Marchas y contramarchas en el acercamiento comuno-católico en Cuba?

Capítulo 9 - 1990 - Para los católicos cubanos que rechazan una convergencia con el comunismo: futuro cargado de aprensiones e incógnitas 

Parte III - Del diálogo y la colaboración, rumbo a una coincidencia con el comunismo en sus propias metas socioeconómicas: el "Documento Final" del Encuentro Nacional Eclesial Cubano (ENEC)

Capítulo 1 - Del enfrentamiento a la coexistencia: contexto y antecedentes históricos de una convergencia episcopal en relación al castrismo

Capítulo 2 - Para cerrar una brecha que tanto perjudicaba a la Revolución castrista, figuras eclesiásticas facilitan pasaje de la coexistencia a la colaboración con el régimen comunista

Capítulo 3 - La palabra-talismán “diálogo”, y su papel fundamental para comprender los documentos oficiales emanados del ENEC

Capítulo 4 - En el contexto del ENEC, optar por la reconciliación y la "encarnación" significa aceptar el régimen socioeconómico comunista y colaborar con él

Capítulo 5 - Pleitear la militancia católica en el Partido Comunista y la “teología de la reconciliación": trágicos frutos “encarnacionistas” del proceso convergencial de los prelados cubanos

Capítulo 6 - En los documentos del ENEC, la “síntesis vital”, camino e instrumento “dialéctico" rumbo a una meta final común católico-marxista

Capítulo 7 - El Episcopado cubano, factor de sustentación psicológica del régimen castrista

Capítulo 8 - La “austeridad” proclamada por teóricos adherentes al comuno-progresismo y por el “Documento final" del ENEC, ¿hacia la “canonización” de una sociedad miserabilista

Capítulo 9 - En la isla-prisión, los fieles católicos resisten a la capitulación de sus Pastores

Conclusión

Ensayo - Una sociedad “miserabilista” atrofia las potencias del alma humana, fomenta la connaturalidad con lo horrendo y atenta contra la gloria de Dios 

La caída del Muro de la Vergüenza suscitó justificadamente, en Occidente y en Oriente, enormes manifestaciones de alegría popular y de repudio al comunismo. Ello reavivó en incontables almas la esperanza de la liberación definitiva no sólo de todas las colonias del imperio comunista, sino de la propia Rusia.

Esa esperanza no podía dejar de ser compartida, con especial intensidad, por los millones de cubanos que, tanto en la isla-presidio, cuanto en el destierro, anhelan la inmediata liberación de la querida Patria.

Pero pese a la crisis del mundo comunista, el tirano continúa, hasta hoy, esclavizando a nuestros hermanos, y envolviendo a Cuba en ese misterio oscuro y trágico tan característico de las naciones-mazmorras comunistas. En tan tenebrosos ambientes, pueden ocurrir muchos hechos, y crearse muchas situaciones, cuyas explicaciones profundas talvez serán conocidas en el futuro, o quizás sólo en el día del Juicio Final. Estudiando la Historia reciente de los países comunistas, se encuentran con no poca frecuencia episodios de esa índole.

Por ello, es posible que más de un lance de esta o aquella personalidad -eclesiástica o civil- de dichas naciones, se preste a un juicio desfavorable, y hasta riguroso, a partir del análisis de los datos históricos hoy disponibles. Pero no se descarta que si llegan a hacerse públicas determinadas circunstancias actualmente desconocidas, algunas acciones de una u otra personalidad a quien hoy un análisis sereno e imparcial lleva a juzgar con severidad, redunden en loas y hasta en gloria para su autor.

Las consideraciones anteriores no dejan de tener su aplicación en la Cuba de hoy. Así, es posible que algunas de las actitudes o resoluciones de ilustres dignatarios eclesiásticos de la isla comentadas en esta obra, al ser posteriormente conocidas en su globalidad -con datos históricos fidedignos que puedan aportarse- conduzcan en el futuro a un juicio bien diverso. En realidad, esto constituye una hipoteca que pesa sobre casi toda la Historia. Pero no se puede concluir a partir de ahí que la Historia, aún la contemporánea, no deba ser estudiada, escrita y debatida. Máxime cuando está en juego, como en el caso cubano, el bienestar espiritual y material de millones de almas no sólo de la isla, sino de tantas naciones hermanas del continente, amenazadas por el expansionismo castrista.

Lo que si se concluye es que ese estudio, esos escritos y ese debate deben ser hechos con espiritu analítico, lúcido, rme y especialmente embebido por las virtudes cardinales de justicia y prudencia.

En la presente obra fueron incluidos más de doscientos documentos, de variadas fuentes –seleccionados entre millares de ellos- y analizados objetivamente, con un lenguaje siempre respetuoso y comedido.

Es con el espiritu sereno, lleno de amor a la Iglesia y a la Patria, y obedeciendo a un imperativo de nuestras conciencias de eles católicos, que presentamos al lector las páginas que siguen. Las ofrecemos también a aquellos que legítimamente puedan discordar de ciertos enfoques aquí incluidos, si bien que movidos por un común anhelo de liberación de la querida Patria cubana.

Nota: Es el deseo de los patrocinadores del presente estudio que sea difundido en las naciones hispanoamericanas. Por esta razón hemos adoptado un sistema de registro de fechas común a dichos países, con la secuencia dia-mes-año. Así, por ejemplo, al 8 de septiembre de 1990, Fiesta de Nuestra Señora de la Caridad del Cobre, Patrona de Cuba, correspondería la anotación 8-9-90. Para que el lector pueda acompañar con facilidad las referencias contenidas en las numerosas Notas que documentan el trabajo, nos ha parecido más oportuno colocarlas al final de cada Capítulo.

Biblioteca del Congreso. Número de Catalogación: 90-71112
Library of Congress Catalog Card Number: 90-71112
ISDN: (Solicitado-Pending)
Todos los derechos reservados
All right reserved


Copyright © 1990 by «Cubanos Desterrados»
P.O. Box 113703 – Miami, FL 33111

Impreso en los Estados Unidos de América del Norte
Printed in the United States of America.

Pedidos de más ejemplares, correspondencia relacionada con este libro e informaciones sobre «Cubanos Desterrados», pueden ser dirigidos a:
Sergio F. de Paz, P.O. Box 113703 - Miami, FL 33111 - FAX (305) 595-6832
Eugenia Garcia Guzman, P.O. Box 544 - Armonk, NY 10504


ROI campagne pubblicitarie